Lo que no es tuyo: no abarcar para embarcar. La enfermedad social de la desconexión del presente.

El mundo no es tuyo:

Las plantas, los animales, el cielo, las nubes, los astros, la tierra, el mar,….., lo único que es tuyo es tu vida, tu cuerpo y tu mente, que va con ella.

Se trata de un espacio que no es tuyo. Conviene protegerlo y cuidarlo.

La naturaleza no es nuestra, tiene que haber un compromiso con ella.

Para tener un compromiso con ella, tenemos que tenerlo a la vez con nosotros mismos, con nuestra salud. Y por tanto con los límites, y con la conexión con el presente, ya que nos hará felices aquí, con poco, y no con miras a tener siempre una infelicidad por no encontrar presente en el que convivir con nuestra sociedad ( gran parte de ella está desconectada del presente).

Tiene que haber un equilibrio. Nos podemos eximir de cuidar este equilibrio, engañándonos con que nuestro efecto negativo para con la naturaleza no es tal, o minusvalorándolo por el argumento de hay problemas más graves que este ( guerras, enfermedades, etc). Entonces es negarnos a nosotros como seres humanos la posibilidad y capacidad para gestionar la vida, es negarnos la inteligencia, el pensamiento, el amor ( el cuidado y respeto que le debemos al mundo). Es autoengañarnos con argumentarios reducionistas y que sólo nos valen para refutar en base a un hecho, o alguno una realidad más extensa. Argumentos como que en el IPCC se equivocaron y en una parte dijeron 1º en vez de 0,1º, y como decir que los más aférrimos defensores llevan coche.

Porque si buscamos la verdad, la hemos de buscar en los hechos objetivos (todos los posibles), y no dejarlo en manos de la justificación, de la estupidez e incongruencia y debilidad del ser humano, como si fuera un argumento ( que esto funcione mal ( un ser humano), (no puede servir de base a un argumento), no quiere decir que entonces lo que yo haga está bien), en pos de creernos que eso nos habilita para (desde una estupidez aún mayor justificar nuestro argumento para así justificar nuestros actos, y como consecuencia, invalidar la verdad objetiva.

El argumento de la incongruencia humana de defender algo, y a la vez participar en la destrucción de eso mismo ( ejemplo los del IPCC usando coche).

Así pues nuestra vida es corta, pero no hay vida verdadera si no hay amor, y comprensión, si no hay presente para compartir. Y esto pasa por el amor a nuestra vida, al entorno, a la vida y a la belleza en general que nos rodea.

Trabajo:

  • Plan de reducción del gasto de papel. Usar papel reciclado.
  • Apagado de máquinas concretando qué días se encienden para actualizaciones. O cuales han de estarlo por necesidades críticas.
  • Transporte coches privados: “Nuestro-Lab”Nuestro laboratorio” de experimentación – para la obtención de resultados estadísticos para la mejora de la  construcción social donde por ejemplo la gente cuelgue sus resultados sobre rendimiento en coches para distintos modelos y que cada uno use el rendimiento más óptimo por ejemplo. Ahorro de hasta 25%.

——————————————————————–

Inciso:

La enfermedad de soñar-fantasear con tener algo que perdimos, o algo que nos gustaría tener, esta presente en muchas mentes en la sociedad actual. Tanto que nos olvidamos de lo que hay aquí y ahora en este momento, a nuestro alrededor inmediato, y dentro de nosotros. Mejor dicho estamos desconectados de lo que hay dentro de nosotros, y así no podemos disfrutar. Lo que hay dentro de nosotros en el presente es tan importante, porque en realidad se trata de nuestra vida.

Y esa vida que está ahí, que está dentro, es otro “ser” que nos dice la realidad sincera, como una superficie más interna en forma de cuerpo. Se ve claramente evidenciada cuando por ejemplo estamos distanciados de nosotros mismos, cuando no estamos bien con nosotros mismos, o perdidos. Perdidos en futuro o pasado, o en vueltas y vueltas, cualquier cosa menos presente, cualquier cosa vale que nos saque fuera de nosotros mismos, todo en la mente, nada en el cuerpo. En estos casos, si miramos internamente, podemos sentir lo que quiere en verdad nuestro yo frente a por ejemplo el cansancio o agotamiento que mostramos y sentimos externamente. Internamente podemos sentir que nos encontramos de maravilla en realidad, que es una farsa. Que si estuviéramos haciendo lo que más nos apetece, entonces estaríamos llenos de energía, nada cansados.

Puedes estar en la mente sólo, o en el cuerpo sólo, pero el yo del presente ( que en realidad es tu vida) es una integración de ambos en el presente. Y sobre todo no refugiarse en la mente, ya que te manda a un espacio fuera del presente, y fuera de tu cuerpo, y por tanto fuera de tu yo presente-sintiente, y por tanto de tu vida ( que es lo que te pasa y pasa alrededor en este mismo momento, y con lo que te tienes que relacionar).

Fin del inciso.

—————————————————————-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s